“Animales feroces”, Soledad Castresana

soledad

Que los tigres y los leones no te dejaban dormir. Que no eran malos, que tenían frío y querían meterse en tu cama. Pero no había lugar para todos.

No importa. Esas cosas pasan, te dije, mientras sacaba las sábanas rajadas y empujaba a los animales hacia la puerta.

Fragmento de Bailarina privada, de Daniel Muxica

no pequeñas escenas debí suponer más tiempos enormes para cada salto sobre mí, está siempre en el aire; pienso que renunciaré, que ya no la veré nunca, que ya no la oiré nunca, que ya no la tocaré nunca, que ya nunca tendré deseos

pero está ahí está ahí

luciendo el corazón desnudo entre los senos

Con cucarachas, de Patricia Severín (de su poemas con bichos)

Tapa de Poemas con bichos

 

 

 

 

 

 

 

 

Virginia vive en Buenos Aires. Piso 10. Depto. 8

La casa de campo

alberga mis días y los mismos bichos

pequeños

claros

casi traslúcidos

Alborotan cañerías, alacenas, paredes, heladera

Nunca estarán vencidas

Desde los comienzos de la humanidad no hay compañía más fiel

Son como los recuerdos

Patricia Severín

(Virginia piensa:

también es bueno pisar recuerdos de vez en [cuando)

Cambiar el paradigma es el desafío

Sí. Que el lector se sienta obligado a cambiar de lentes cada vez que cambia de poeta, a renovar sustancialmente la propia manera de apreciar lo escrito. Claro que  esto implica reinventarse cada vez: como quería Oliverio, una nueva virginidad para cada nuevo amor. Y es necesario insistir, porque hay un desfase entre la escritura hoy, y me refiero especialmente a la poesía, y la manera en que se la sigue leyendo. Como dice Gustavo Guerrero con correcto eufemismo, “el horizonte de recepción no ha logrado renovarse con la misma rapidez [que los espacios de creación]”. Sigue GG: “A la manera moderna, todavía se sigue esperando que un poema nos conmueva, sentimentalmente hablando, cuando, hoy como ayer, la poesía es capaz de hacer muchas otras cosas: interpelarnos, asombrarnos, dejarnos perplejos, hacernos reír, hacernos pensar, suscitar disgusto, alegría o rechazo. También a la manera moderna, aún se alzan voces para decir/ que esto o aquello no es poesía, cuando el problema hoy es justamente el de su indeterminación conceptual” (Cito a Gustavo Guerrero en su prólogo a Cuerpo plural. Antología de la poesía hispanoamericana contemporánea. Valencia, Pre-textos , pp. 31/32).