El cepo (Héctor Viel Temperley, “Etomín”)

Sé que a la tierra me unen dos tobillos,

y sé que boca abajo, en mar o pampa,

sólo los siento por la espuma, el pasto

que arrojan desatados a mi espalda.

Pero sé que si el cuerpo se me tiende

hacia los cielos, boca arriba el alma

y nadada por nubes que no vuelven

a cruzar otra vez por mi mirada,

se resuelven en cepo mis tobillos

y siento que me ahogo sin dos alas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s