Canción no tnetoscópica de Doña Remedios de la Flor en la Indias Occidentales

Una lanza de pájaros desgarra las arterias;

y la selva dormida

se depone en angustias de sueños y de vuelo.

 

Una lanza de pájaros desgarra las arterias;

para adentro pasaron amenguando caminos

la ciudad y las calles y la buena mañana.

 

Con la sierra la sierra,

el lugar de las cosas,

el tiempo de las lluvias

encendidas de luna con algunas estrellas.

 

Doña Remedios de la Flor,

de la sangre limpísima beata

tú suspiras y vives en el dolor más vivo

de pulsos y de heridas

y martirios ilustres de eminente martirio.

 

JACOBO FIJMAN (en Romance del vértigo perfecto)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s