Beatriz Vallejos

Había una casa lisa de palabras y tantos hombres murmurantes y ella entró desnuda y con sus cosas, sus sí sus nó sus largamente ojos; los recorrió de piel, los marcó claramente y se fue cortajeada inconmovible; apenas el aire la palpó no miró atrás cayó en su luz y estuvo limpia.  

“recibimiento bajo el agua y no sé” / Juan Carlos Bustriazo Ortiz

pasan blancas pimientas y laureles ojerosos capullos tronadores aguas nadan nadantes bellanconas y hoy que llueve me dicen que vievienes dulcinea cerquita antiguanosa pasan verdes ajíes torbellinos y tendré que mirarte largo verte adorarte con ojos y cojones pasan gritos bocinas del infierno y aguantarme por mucho estas quemuras te tendré que rozar apenasmente me…